Translate

martes, 18 de septiembre de 2012

No siempre las cosas son lo que parecen


AUDIO
Se cuenta que en cierta ocasión un pollito que se encontraba extraviado de su mamá gallina estaba muy triste y afligido.   Al llegar la noche, buscó afanosamente un abrigo para protegerse del frío que era muy intenso, pero por más que buscó todo le resultó infructuoso. Ya cansado por el esfuerzo realizado, no le quedó más que acurrucarse en unas hojitas de grama para tratar de dormir un poco.  Para su sorpresa, al solo pasar unos momentos, apareció una viaja vaca que le urgía hacer sus necesidades fisiológicas y procedió a evacuar con tan certera puntería que el pobre pollito quedó inundado hasta la cabeza.  A pesar que el estiércol mal olía, le dió calor al pollito por algunos momomentos y él se sentía bastante a gusto.  Mas tarde apareció un hambriento coyote que, al ver al pollito lleno de porquería, se dió a la tarea de limpiarlo cuidadosamente y acto seguido se lo comió.

MORALEJAS:

1. No siempre los que te llenan de porquería desean hacerte daño...

2. No todos los que te limplian la porquería, tendrán siempre buenas intenciones contigo...

3. En el mejor de los casos, aunque estés lleno de porquería hasta el pescuezo, sería mejor no hacer ni pío.


4. El único que nos limpia sin ninguna condición es Jesucristo
 Paz y mucho amor  Paz y mucho amor  Paz y mucho amor Saludo  Saludo